miércoles, 21 de diciembre de 2011

Feliz Navidad...

Y te cansas de ser la gilipollas de turno. La que no sabe mentir ni tampoco enfadarse. La que sonríe aunque eche chispas. Porque no importan las veces que te prometas aprender a quererte... siempre te acabas equivocando. Y es que así soy yo... Me caigo siempre que puedo y luego levantarme me resulta tan difícil que cada vez me vuelvo más perezosa.

Me juro no creerme los engaños que me rodean pero se repiten tanto y tanto que al final llegas a un punto en que no sabes ni dónde estás, ni cómo has llegado a él, ni cómo saldrás.

Y estás harta de la mierda de vida que sin saber por qué te ha tocado, por más que has procurado sacar lo mejor de ti siempre acaba pasando algo que te hunde más. Y no hay absolutamente nadie que sepa cómo te sientes... porque de todos modos ¿a quién le importa? Te cansas de abrazos fingidos y promesas vacías. La sinceridad cuesta muy poco y dejar que las personas jueguen contigo acaba saliendo realmente muy mal. Pero te callas, te callas como la puta que eres, y finges que nada te importa y que estás perfectamente... Porque dar pena es patético y no busco la compasión de nadie. Y noche tras noche cierras los ojos deseando dormirte lo más rápido posible para evitar que tus pensamientos de hundan aún más, y confiando en que la suerte colabore contigo y ahogarte con tu almohada, no ver ningún amanecer más... Porque por mucho que se empeñen tu vida cada vez tiene menos motivos para ser vida y simplemente son demasiados errores y putadas uno tras otro. Y cada vez es más caro sonreír, cada vez cuesta más fingir estar bien... Qué ridículo es callarse cuando quieres decir que estás bien cuando TODO va mal.
Por cierto, se me olvidaba, feliz navidad :) Si no vuelvo... será que he tenido suerte y me he atragantado con un polvorón. Aunque por suerte o por azar tengo un montón de pequeñas lucecitas que hacen este belén en caos y destruido un poquito más acogedor. Gracias...(creo que os voy a necesitar más que nunca...)

sábado, 10 de diciembre de 2011

Recuerda... tú

Nadie es imprescindible. Se puede andar sin una pierna y pintar sin manos, recuerda que cuando alguien sale de tu vida automáticamente entrará otra persona en quien tal vez no te fijes al principio, pero que sin darte cuenta borrará los malos tiempos anteriores y te regalará unos nuevos, que aunque no lo sean, siempre te resultarán mejores.

Nadie es imprescindible y no llueve para siempre, pequeños, estas son dos lecciones muy importantes. ¿Que se te rompe el paraguas? Pues tira de capucha y sino de soportal. Y si sigue lloviendo métete bajo las gotas de agua y demuéstrales que es posible ser feliz aunque la tormenta te cale hasta los huesos, llegarás a un punto en que la lluvia seguirá ahí pero a ti te dará igual, porque ya no te afecta y has dejado de necesitar paraguas. Y si coges un resfriado, oye, pues tira de jarabe, que para algo está la medicina.

Así que levántate y ponte en marcha al instituto, al trabajo... donde sea. Ponte tus cascos y demuéstrales que la felicidad es lo único imprescindible en tu vida. Que jamás dependerás de nadie y que no volverás nunca a ser otra cobarde asustada. En el momento en nque aprendes que tú siempre serás tú solo que en unas u otras circunstancias, será el primer día del resto de TU vida. Sonríe, asiente, pon la música más alta, y finge entender lo que el mundo grita, pero no dejes que esas voces callen tus ideas y a tú. Sí, tú, tú,. Porque yo he aprendido que yo es lo importante, que la única persona que va a estar siempre soy yo, y que ya va siendo hora de dejar de fallarme y serme un poco fiel. Así que de nuevo, recuerda: TÚ. Y repite conmigo:

Nadie es imprescindible en mi vida (:

(No me llaméis egoista, porque nunca lo he sido, y dudo que llegue a serlo. Pero es la hora de ser autónoma ;D)


I'm trying to let you know that I'm better of on my own.


I tried to be perfect, but nothing was worth it.



I'm better off on my own.
















Y recuerda... Nadie es imprescindible en mi vida.

jueves, 8 de diciembre de 2011

Efectos de la agobiante parafernalia navideña en los preselectivitianos

Cuando estás en segundo de bachillerato y sientes como si todo el mundo estuviera planteando un complot para arruinarte la vida. Sí, esa sensación exactamente es la que te persigue en exámenes sobre todo. Llega el ambiente navideño, los saxofonistas callejeros y los villancicos de las tiendas, árboles en todas las esquinas con luces que me acabarán causando un ataque de epileptia, todas las iluminaciones varias que alumbran las calles... Vamos toda la parafernalia navideña que lleva en nuestras calles desde un mes antes de vacaciones por lo menos. Y llegan las semanas en las que te vas a dormir con la esperanza de ahogarte con la almohada, aunque como duermes tan poco tiempo sabes que va a ser imposible. Y vuelves a las tantas a casa, agobiada por los exámenes de química interminables, con la conciencia recordándote que deberías haber empezado hace mucho tiempo con historia, y tus ojos queriendo saltar para no obligarte a ver la felicidad que rezuman todos los recovecos de las calles de este pequeño lugar. Y te preguntas para qué corchos tendrán que anunciar que llegan las navidades, cómo que no lo supieras ya... Tampoco te alegran mucho, va a ser un año de encerrarte a estudiar y a dormir todo lo que no has dormido durante los tres meses que creías que nucna acabaría. Pero la cosa no se queda ahí... Vas a tener mucho tiempo libre, demasiado, y las preocupaciones sobre tu futuro te agobiaran de nueov.
Sí, esta es la realidad de segundo de bachillerato, que te lleva a odiar hasta los periodos de vacaciones y las semanas raras tan repelentes como esta, de día examen, día no clase, día examen, etc. Venga hombre... una semana con tres lunes y cada uno con un examen, ah y sus correspondientes domingos asquerosos.
Y ni siquiera puedes salir a la calle a despejarte, porque el mundo parece querer contagiarte de su felicidad y hacer que olvides tus preocupaciones... Pero, venga, querido mundo, ¿en serio crees que un par de cancioncillas, dos o tres lucecitas irritantes y tropecientos adolescentes de cursos inferiores paseando por ahí, van a conseguir que me olvide de mi cruda realidad?
La cuerda se está tensando demasiado... y no se cuanto tiempo más seré capaz de sujetarme. Pero el peso de mandar todo al garete cada vez me atonta más.
Pequeña Principita. ... anda que no nos queda curso ni nada.
Queridos preselectivitianos, y digo esto muchos meses antes de ser oficialmente uno de ellos.... muchísima suerte a todos, porque aunque tan solo sea para llegar vivos a junio... La vamos a necesitar.



Nada de vicios, nada de alcohol, en los servicios NO POR FAVOR!! Sois teloneros de la conspiración...  




Intoxicarnos de la rutina... Eso va a ser
Nada de giras, nada de amor, nada de sexo, ni rock & roll, nada de excesos para la inspiración.


Pensemos... que después de la tortura llegará la esperada Italia dodici , que por supuesto, será aún más awesomelengendaryamazing si cabe que London eleven :)


Puedes darnos por vencidos o decirnos que lo nuestro... DEBE SER EL ESTRÉS.




Sempre, Avanti.

jueves, 1 de diciembre de 2011

Te tengo ganas.


No, no te quiero, soy así. Ni tú a mí tampoco, eres así. Ni me gustas, simplemente, tengo ganas de ti. De tus besos y las risas silenciosas. De los sustos al oír las llaves en la puerta y de las miradas cómplices y secretas. Pero no, sigo sin quererte y sin querer quererte. No lo sé, hace mucho, demasiado tiempo, que decidí ser así, es el mejor escudo. Pero me permito divertirme y he de admitir que contigo lo paso bastante bien. Por eso hoy echo de menos tus labios y todas las sonrisas a quemarropa y cosquilleos que acarrearon. No sé lo que daría por tenerte otra media hora a mí lado. ¿Te apuntas? Porque como ya dije, enamorarse está prohibido, pero también mentir, y me estaría engañando si dijera que no te tengo ganas. Y luego está la otra norma, la de prohibido hacerse daño, así que esa es la que me lleva a callarme y fingir que no extraño tus sonrisas en mis labios. Es divertido disimular que no pasa nada, que nunca ha pasado, pero es más divertido tener algo que disimular.



Ho voglia di te. Semplicemente.
 Buona notte a chi ancora non ho incontrato, buona notte pure a lei, Lei... te, dove sei?


Spero di riuscire a dimostrare che così va bene.





E faccio quello che mi pare.

martes, 29 de noviembre de 2011

Prohibido enamorarse.


El juego ha comenzado y esta vez, las normas no existen. La meta, pasarlo bien y aprovechar un poquito el momento, que ya iba siendo hora, pequeños. Recomendaciones... Bueno, alguna norma hay. Queda prohibido enamorarse o decir te quiero, no se permiten mentiras y abstenerse prepotentes.
Principita. ha cambiado de táctica y de juego, y lo que hace un mes se planteaban ella y un tal Whaaontillo está llevándose a cabo a las mil maravillas. El dos mil once sin rayadas está siendo posible, en parte gracias a los exámenes que mucho tiempo para pensar, tampoco dejan; en parte, porque ya era hora de aprender a vivir. Y anotar en el cuaderno de cosas a recordar la lección que desde hacía algún tiempo inundaba todo bajo ríos de tinta. Esa de que la vida es muy puta y que o andas con cuidado o te puede joder pero bien (discúlpeseme vocabulario tan soez). Vamos aprendiendo, con el tiempo, aunque no lo veamos y llegamos a la línea que creíamos situación límite y contra todo pronóstico escapamos de fuerzas gravitatorias y atracciones polares y apolares. Y llegamos a algo parecido a la felicidad, ¿sabéis dónde se escondía? En el día a día y en los pequeños detalles, en los consejos amigos y en los besos robados. 
No busquéis imposibles, mejor dicho, NO los veáis como imposibles. Porque nada existe, y si existiera no lo podríamos conocer, y a pesar de que esto no fuera así, expresarlo no es posible. Bueno, querido Gorgias, pues te contradigo, porque yo, me estoy expresando con palabras permanentes que describen situaciones efímeras.
Y concluyo mi desvariación de media noche de un lunes cualquiera pero algo diferente del resto. Un lunes de persona con las cosas claras y ninguna interferencia absurda en sus decisiones. Una Principita. que ha aprendido a no dejarse pisotear sin oponer resistencia.
Esta es la nueva Principita. No sé cuánto tiempo me acompañará, pero me gusta disfrutar de su agradable y tranquilizadora compañía. ¡Qué bien sienta dejar las rodilleras y el casco en casa y olvidarse de precauciones! ¡Qué perfecto es actuar y ya si eso, pensar luego!



If you wanna live life loud, throw your hands up, If you wanna scream and shout,  
lemme hear you!


 

I'm not sittin' down 'til I'm older yeah, I'm not shuttin' up 'til it's over Raise your hands and shout if you're with me.
 
 



Life belong to us Principita.

domingo, 20 de noviembre de 2011

Trece.


El otro día hablando con un amigo salió la típica pregunta, ¿qué tal te trata la vida? Esta es de las difíciles... Pues bueno, como siempre, tenemos una relación compleja. Unos días se ríe de mí y otros viene y nos reimos juntas, nos tomamos un café y dos tequilas, y firmamos una tregua... Pero siempre que me descuido me la juega y se burla de nuevo de mí
Así señoritinga no hay manera eh, no avanzamos.
Pero para qué engañarnos, hasta los mejores amigos discuten a veces. Tenemos mucho tiempo para estar juntas, todo el mío por lo menos, así que esperaré a que se le pase el dolor de tripa que la debe de haber entrado de tanto reírse de mí estos últimos días y juntas nos lo pasaremos bien, muy pero que muy requetebién. Así es, pequeña Principita. volveremos a ir de su mano y nos abrazaremos a nuestro número de la suerte, el trece, y tentaremos a la suerte acogiendo gatos negros y bailando bajo una tormenta. Por ti, pequeña, por ti. Firmaremos una nueva tregua un día de estos. Porque si logramos ser felices otras veces y superamos todos los obstáculos ¿qué iba a tener esta ocasión para ser más difícil?
Alguien me dijo una vez, adelante, siempre adelante, que hacia atrás no merece la pena ir ni para coger carrerilla. Y ya va siendo hora de aplicar el cuento, que la teoría se demuestra ella solita con experimentos improvisados. Esta vez hemos llegado a la meta juntas pequeña Principita. y juntas saldremos desde el punto nuevo de partida, esta vez las rodilleras no van a ser ni necesarias. Deja el casco en casa y ponte mona, de nada sirve ir con cuidado. Esta vez, tú, la vida y yo, nos volvemos a aliar, y el límite está demasiado lejos, no hay tiempo que perder. 


You have knocked me off my feet again got me feeling like I'm nothing. Well, you can take me down with just one single blow. But you don't know what you don't know
.

 

You, have pointed out my flaws again as if I don't already see them. I'll walk with my head down trying to block you out 'cause I'll never impress you. I just wanna feel okay again. I'll bet you got pushed around, somebody made you cold, but the cycle ends right now 'cause you can't lead me down that road. And you don't know what you don't know.
¿Aún te acuerdas, verdad, pequeña Principita.?



But someday I'll be living in a big old city. And all you're ever gonna be is mean, yeah. Someday, I'll be big enough so you can't hit me.
















And all you're ever gonna be is mean

Verso acabado, punto.

Sabes que tu vida se desmorona cuando es la segunda noche consecutiva en la que te vas a la cama con los ojos húmedos y demasiadas cosas en la cabeza, cuando no encuentras los motivos para seguir sonriendo, pero sin embargo lo haces, a fin de cuentas has estado acostumbrada a fingir estar bien toda tú vida.
Y ves cómo te tratan aquellos que saben más cosas de ti que muy poca gente, te tortura saber que así es la realidad... Todo el mundo acaba utilizando tus secretos, las cosas que te duelen sobre todo, para conseguir llevarte al límite y a ver que pasa. Y este vaso lleva demasiadas gotas juntas, una mezcla demasiado agridulce y con exceso de componentes, es demasiado grande por lo que nuuuuunca, jamás se desborda, o eso creía yo. Pero cuando mezclas demasiadas cosas, vinagre y bicarbonato, coca cola y mentos, pólvora con fuego... pues pasa lo que pasa, que el vaso inmenso se desborda y se acaba rompiendo.
Y para qué engañarte más pequeña... Llevas diecisiete años, tu vida entera, conociendo gente y acostumbrándote a caras nuevas, demasiado tiempo depositando confianza en quien no da un paso por ti, pero nunca te das cuenta. Estás ciego, hasta que un hipotético coche te atropella y nadie hace nada para salvarte (metafóricamente hablando, todavía no me ha pillado ninguno de verdad). Y en ese momento ves en que has fallado, aprendes a mirar antes de cruzar cincuenta veces y vas de la mano de mamá sin separarte por si acaso. O en teoría así debiera ser... Cómo ya os he dicho muchas veces nunca aprendo, y últimamente llevo un tiempo cometiendo los mismos errores con las mismas personas, las que más daño me han hecho pero sin saber porqué a las que nunca dejo de hablar. Y sí, hoy las lágrimas que corrían calle arriba no eran de cocodrilo, no soy como otras, lo siento mucho. Y esas lágrimas, y las palabras que las han precedido han colmado mi tanque lleno de sustancias e historias acumuladas. El tanque estaba un poquito resquebrajado, pero aguantaba... hasta hoy.
Se acabó, hoy sí que sí, me voy a prometer lo que tanto tiempo llevo prometiendo. Se acabó el ser idiota. No me gusta, duele demasiado. Os habréis podido reír de mi lo que habéis querido y más, de mi cambiante e histérica risa, de mi infantilidad excesiva en momentos apropiados, de que esté como una foca o de que no vaya a llegar a nada en esta vida. Pero se acabó, el tiempo que tengo por delante es infinito, y tarde o temprano llegaré a ser alguien, con una sonrisa que no esté rota, con gente que nunca falle y sin motivos que os hagan reír. Conocéis a una Principita. que peca de buena y confiada, ¿no? Pues gracias a vosotros se ha hartado.

 Va a vivir su sueño de papel, desaprendiendo a sonreír sin ganas y aprendiendo a no llorar jamás.




 Prepárate a vivir un sueño de papel. Pequeña Principita. Hoy sólo escribes .
Serás un tipo original; te enseñaré a sentir  Lo que te haré cantar. Todo para ti.




 Se venden canciones, se compra popularidad. Trafican emociones para después televisar. Y mi alma quiere llorar.


















Marioneta... ¡qué sola estás!

domingo, 13 de noviembre de 2011

YO, mi, me. SINTIGO

Y a estas altas horas de la madrugada el insomnio se ha convertido en mi más mejor amigo y fiel acompañante. Y la verdad no sé muy bien qué hace aquí, nadie le ha invitado, ni siquiera le ha abierto la puerta cuando ha llamado al timbre. Y no sé porque córcholis sigue aquí, porque yo nunca soy borde, pero cuando no aguanto a alguien lo dejo ver claramente.

Pero bueno, no está tan mal, un sábado, sola en casa, tras una noche con amigos dando vueltas por este pequeño pueblecito/pueblucho del que tan sólo me queda ya menos de un año para huir (o eso espero vamos). Y tras patearnos las calles un par de horas de risas en una casa libre. No ha sido un mal sábado, pero sería mejor si hubiera estudiado algo... El caso es que voy aprendiendo, mi plan de ''lo que queda de dos mil once no va a tener ni una pequeña parte de rayadas'' y no me va mal. Así que esta vez, pequeño acompañante de nombre ''estar despierta a las cinco de la mañana haciendo nada'' estás solo, tu compañero de fatigas te ha abandonado, he conseguido echarle, aunque ahora tú te hayas aliado con mi dentista y los brackets (ahora de gomitas verdes fosforitas :D)

Y ni siquiera sé porqué escribo esto, es más, dudo que a nadie le importe, pero me apetecía contar que soy algo feliz. Que he dado portazo a todo lo que no tenía que estar en mi cabeza, no la he amueblado del todo y tal pero he quitado el polvo y las telarañas que habían atrofiado los electrodomésticos. Y se vive bien, es genial saber que no hay un solo tío en el mundo capaz de jugar contigo y salir bien parado. No he aprendido la lección de todos mis errores y caídas, eso está más que claro y dudo que jamás vaya a lograrlo. Pero por de o por zeta mi cabeza ya no piensa en lo que le hace tanto daño. Ahora, soy más feliz de lo que había sido desde hace mucho, muucho tiempo. Porque me doy cuenta de que hasta el día de hoy me había engañado a mí misma con falsas promesas de no volver a caer y no dejar que un sólo hombre más me ilusionara y luego me mandase a paseo. Me había hecho creer que no me importaba él y que todo era de color de rosa. Pero no amigos, noooo, ahora sé lo equivocada que estaba y lo que determinadas personas se aprovecharon de ello. Hoy sé con total certeza que soy inmune, que he cambiado mucho a lo largo de todo un año. Sí, no soy la chica tímida y nueva, ahora soy yo sin capas de invisibilidad y al que no le guste pues mira, qué se le va a hacer, el mundo es así. Hoy sé que no es como otras veces en las que me juraba está superado, borrón y cuenta nueva. AHORA sé que es el momento de ser feliz, sin segundas personas que hagan peligrar esta sonrisa metálica que tantas cicatrices acumula y tan rota ha llegado a estar. En este momento he cruzado los precipicios a los que tanto tiempo había dedicado a construir puentes y tirolinas para atravesarlos y los he dejado atrás de un salto, poniendo tierra de por medio. He enterrado recuerdos inservibles para tiempos en los que me apetezca tomar un café con la melancolía, lo he hecho y me siento orgullosa. Ufana, optimista, satisfecha, encantada, contenta... Porque he llegado hasta aquí sin engancharme a cuerdas o puntos de apoyo que me hicieran olvidar el abismo que se abría bajo cada precipicio, sin tiritas que tapasen heridas cerradas hace demasiado tiempo. Sin utilizar cuerdas de seguridad que pueden romperse.  He llegado a lo que muchos llaman un estado estable, sin altibajos ni rayadas tontas. Que es un comienzo.

Y aunque recuerde el calor de un abrazo y el rastro de su olor en mi almohada ya no tiene cara, ya solo es un fantasma que se pierde sin nombre ni rostro y que lo único que lo mantiene vivo son las ganas de encontrar a alguien que de verdad merezca la pena, que sienta lo que dice y diga lo que sienta, alguien cuyos abrazos transmitan más que un mar de palabras. Alguien que..... ¿y si no existe alguien así para mí? Tal vez jamás encuentre a la persona perfecta, de hecho, nadie la encontrará jamás. El mundo es demasiado grande, hay demasiadas personas. Así que será mejor ir sin demasiadas espectativas para que cuando encuentre a alguien que merezca la pena hasta yo me sorprenda.

Hoy pequeños míos, Principita. sonríe con más ganas que hace algún tiempo, esta sonrisa que tengo pintada en la cara se asemeja a las de verdad, las que se asoman sin querer cuando ves bien hecho tu trabajo o cuando te despides al volver a casa de alguien especial. Es una sonrisa de haberme encontrado donde me perdí hace mucho tiempo.

ES UNA SONRISA MÍA Y DE NADIE MÁS. No la pienso volver a hipotecar sin obtener beneficios nunca jamás.


 I know I've been holding it in the way I feel about you. Something I've been dying to say but I don't know how you'll take it.
Oh Please don't go you should know these three words I've been holding back trying to fight. Imma let em out these three words gotta let you know. Here I go go go




GO SCREW YOURSELF I've had enough yeah now we're done. Go screw yourself Not gonna lie you it was fun. But go screw yourself!


Feels good just to get it all out it's so not overrated. You can't keep puttin me down and getting away with it. Oh now I know the way to say

 Guess I thought I knew you  now I know I couldn't have been more wrong.
I had a feeling it would go this way.  And I waited waited way too long to say  to say these three words.
Just...
GO SCREW YOURSELF :)







ESTA SONRISA ES MÍA Y DE NADIE MÁS :)

sábado, 12 de noviembre de 2011

Paparruchas, pantomimas y demás familia. No dejéis que os engañen.


Once del once del once... Será un día maravilloso, oh que emoción, habrá que pedir un deseo a las 11:11:11 
PSTÉ... ILUUUUUSOS!! Que no... que esto no funciona así, por mucho que os hayáis empeñado este viernes ya concluido no ha sido diferente a cualquier otro día. Porque las cosas sorprendentes y especiales suceden cuando menos te lo esperas no un día de número curioso a una hora determinada y en los minutos y segundos exactos. ¿Sabes? Los deseos no se cumplen si son tan solo ilusiones, porque los deseos no existen. O son intenciones que te propones y tratas de conseguir o son pérdidas de tiempo. Que siiiiií, que soñar es muy bonito y a todos nos gusta. Pero cuando te quieres dar cuenta el sueño o se a acabado demasiado rápido o se ha convertido en una pesadilla insufrible.
Hace un año... día arriba día abajo, no lo sé con exactitud, recuerdo que me había encaprichado con un chico tras pasar una mala racha gracias a otro del que prefiero no hablar (vamos, el típico tío que a todas nos vuelve locas y que te da por saco lo que puede y más) , me gustaba soñar y creer que es posible encontrar a alguien que te quiera, peeeeero inseperadamente en la semana siguiente las cosas cambiaron radicalmente. Momentos espontáneos, ausencia de cálculos y alguna que otra sorpresa, desencadenaron lo que fue mi mejor noviembre con diferencia. Momentos no calculados, o tal vez esos sí y por eso salieron mal, llevaron a otras consecuencias. Y mi vida a seguido avanzando durante un año con sueños y sorpresas. He sido capaz de todo lo que creía imposible y me he demostrado a mí misma que mi felicidad no depende de nadie, que por mucho que lo desee buscando estrellas fugaces en el cielo, o soplando con fuerza las diecisiete velas de la  tarta de cumpleaños o incluso arrojando monedas a las fuentes, nuestros anhelos sólo se cumplen cuando nos damos cuenta de que nadie los realizará por nosotros, porque en esta vida quien quiere peces recibe golpes de remo, pero quien se moja el culo acaba consiguiendo algo más que cien pájaros en mano. Que sí, tal vez muchas veces te puedes ahogar en el río, porque haya un pozo o porque misteriosamente haya un cocodrilo acechando en el río, pero siempre habrá alguien que se lance a por ti y te saque del abismo, pero lo que nadie hará jamás en tu lugar será meterse al río a sacarte peces y pescarte el futuro.
Así que pequeños, grandes y demases extraños varios. No os dejéis engañar, que no os la metan doblada con paparruchas de no pasar bajo de las escaleras o pedir deseos cruzando los dedos, o incluso con cuentos chinos de arroz mágico o patrañas de no levantarse con el pie izquierdo. Yo todos los días me levanto con ese pie, porque es la única manera fácil y sencilla de bajar de la cama, busco estrellas fugaces sólo para decir oooooooh, y si el camino más corto implica pasar bajo una escalera no pienso dar un rodeo porque alguien diga que saldrá mal. Y si soplo dientes de león es para demostrar que puedo dejarle en pelotas con un simple movimiento, hoy por lo menos, nadie podrá hundirme, porque toqué fondo, la cosa no podía ir a peor. Ha ido remontando y he puesto un suelo firme bajo mis pies, no es un yo antes que los demás, pero sí un no él antes que yo, porque eso, se acabó.
Hoy es doce del once del once, y la pequeña Principita. va aprendiendo día a día cada vez un poco más, se ha encontrado a sí misma donde se dejó hace mucho, per muuuuucho, tiempo y no permite que nadie juegue con ella o con su felicidad.
Mis pequeños saltamontes, muchas gracias por ayudarme a tener este sueño cumplido, por leerme y apoyarme, por no convertir intenciones de extrañas adolescentes con apodos de personajes de cuento en pérdidas de tiempo.

Hoy para variar no pienso en ti, si algo quiero dar empiezo por mí.

 




Miro en el cristal, de mi propia fé.  Hoy para variar, lo hago bien. 
Hora de empezar de una vez, a cuidarme un poco, cambio de estrategia dejo la trinchera, se acabó la guerra.






Hoy para variar no pienso en ti, miro en el cristal del porvenir. No pasa de largo por lo que me queda, dejar la tristeza para quien la quiera.



Y… no juzgarme, por lo que fui y por lo que seré.
 












No olvidarme de lo que soy

y lo que ves.



domingo, 6 de noviembre de 2011

El mundo seguirá riéndose de mí un tiempo más.

Asco de mundo, de gente, de ''amigos'' y de todo. Harta, harta me hallo.
Digo que aprendo, que a la de uno, dos y tres aprendo. Peeeero no, que no hay manera. Siempre que empiezo el recuento pasa lo mismo: uno,doooooooooooos, dos y medio, treinta y cuatro, quince, veinte... El tres nunca llega.
Y el mejor consejo que me podían haber dado es que tengo que volverme una hdp pero... a mí no me gusta, no, no es mi estilo, ni mi forma de ser. Simplemente no me convence. No sé porqué, pero no me veo haciendo daño a la gente conscientemente. Desde pequeña he sido así, y me iba no muy bien, pero era pasable. Y ahora que va tocando madurar, elegir... crecer. Todo, absolutamente TODO me asusta, y me indica que tal vez debería dejar de mirar por los demás más a menudo. Y mi consejero tiene razón, si sigo así la gente va a seguir riéndose de mí, porque saben que Principita. nunca se enfada, ni pone mala cara, ni es borde. Pero no quiero ser una persona igual a los otros tropecientos miles de millones, porque aunque quiera, no puedo.
A base de golpes se aprende, pues por si llevara pocos a mí me tienen que quedar muchos más hasta que deje de ser tan imbécila, o eso parece. No, no quiero hacer daño a los demás, pero quiero dejar de hacerme sufrir por ellos, tiene que existir un punto intermedio por hache o por be, pero me prometo a mí misma que lo voy a encontrar. A fin de cuentas como guapa no soy por deducción tengo que tener de lo otro, a ver si lo encuentro y lo aprovecho.
Y encima luego están los malentendidos, las bromas que alguien no ve sólo como bromas, las miles de rayadas que no ser mala conlleva. Sí igual es verdad que no siendo buena se vive mejor, porque si no te preocupas por los demás y sólo te importas tú, no te rayas por lo que puedas pasarle por la cabeza a un amigo (porque si no te preocupas por él/ella tampoco será muy amigo), no piensas en las consecuencias de tus actos (total, si sale mal es tan fácil como fingir que no ha pasado), no escuchas música poniendo cara a cada una de las historias...
Pero, no, lo leo y veo que yo no quiero ser así. Igual soy capaz de mostrarme de ese modo durante un corto período de tiempo con alguna persona, pero dudo que sea permanente o que alguien se lo crea, total, no sé mentir. Pero me es inevitable escuchar una canción y no relacionarla con algo que me dé que pensar, no concibo un sólo día sin rayarme y sin preocuparme por alguien que no sea yo. No, no he nacido para ser mala. El mundo seguirá riéndose de mí algún tiempo más, pero acabaré aprendiendo (espero).



Firmado: Una extraña e imbécila adolescente sin ganas de estudiar ni de olvidarse del mundo.



Lo que no sobra nunca siempre es el tiempo...



Cerebros perdidos buscan cabezas vacías letras callejeras buscan canciones normales versos consentidos como se cruzan dos vías frases zalameras que parecen especiales.  Esta frase célebre busca una boca muda ciegos que se ponen buscan casa con ventana muñecos de pesebre borrachos como cubas princesas que siempre se reconvierten en ranas. 



Y si nos quedamos con las ganas  ponme el sello en la mano 
que vuelvo mañana, vuelvo mañana temprano.



Porque este juego dura un segundo 
y gana el que marca primero. 






sábado, 5 de noviembre de 2011

A tomar por cleta la biciculo. Y a tomar por saco vosotros.

Pues yo ni te follow con la uve doble ni sin ella. Las tornas cambian pequeño(s), y llegamos a un punto en el que aprendemos. En mi caso ese punto tarda en llegar, pero ha llegado, por fin. Y no veas las ganas que tenía.

He necesitado mucho tiemo, pero ya voy viendo que todo el mundo tiene razón. Que de buena soy demasiado tonta, pero es que a fin de cuentas... ¿cómo esperas que sea alguien que no sabe mentir, ni enfadarse, ni ser borde? Imposible que alguien así sea capaz de mirar más por si misma que por los demás y así me ha ido demasiadas veces. No he sabido elegir, porque me importaban más otros que yo misma. Pero ¿sabes? Se acabó. A tomar por cleta la biciculo, y a tomar por saco tú y tú, y también tú. Sí, sigue habiendo gente a la que pongo por encima de mi felicidad, pero otros han demostrado que son ellos, ellos, ellos y luego el mundo, asíque habrá que empezar a pagarles con su propia moneda. Porque me he cansado de ser tonta, me cansé hace mucho, y cada vez que pasa prometo no volver a equivocarme. Pues no me volveré a fallar a mí misma por vosotros, no sois muchos, un par de personas nada más. Paso a paso voy viendo en quién se puede confiar plenamente y en quien tan solo podemos depositar pequeñas partes, retazos de pensamientos y secretos, pero no las mismas confesiones que con  los primeros.
Porque me ha costado, pero más os va a costar a vosotros arreglarlo, nunca, ¿me oís? NUNCA os voy a poner por encima de mi felicidad. Porque no merecéis la pena tanto como aquellos que jamás me han fallado.

Que nunca vuelvas a mi cama. Ni a mis rayadas mentales, que no son vuestras, ni siquiera a mi mente. 


Ya llevo un año sin engancharme a nadie. Sin hacer daño ni sentir nada especial. Más allá de una noche de calor.
Mes a mes cada minuto es, uno más de tantos que saben igual...



And I won't be there to give you a tissue. Because I'm sick of you all.   


Ya no hay subida ni bajón.

miércoles, 2 de noviembre de 2011

Me quedo con tu química.

He aquí la consecuencia de una tarde ya pasada de lunes intentando estudiar... sin mucho éxito, eso sí. A ver cuando nos de la nota la profesora las risas que me voy a echar. El tiempo desde que lo escribí ha pasado, como siempre me sucede, publico las cosas demasiado tarde.

He llegado a la conclusión de que no eres tú lo que echo de menos. Incluso eres tú a quien cada día tengo de más en mi cabeza.
Simplemente extraño alguien a quien dedicarle mis tequieros que tanto tiempo llevo callando, necesito alguien que me abrace cuando todo vaya mal y haga infinitas tonterías para hacerme pintar una tímida sonrisa. Necesito ese alguien que haga parecer este mundo un lugar menos malo.
Vale...
Sí, definitivamente es a ti a quién necesito, obviamente. No encajas totalmente en la descripción, aunque tal vez si un noventa por ciento, pues los abrazos nunca han sido lo tuyo. Lo que no entiendo es porqué sigues tan presente en mis listas de cosas a olvidar. Esas en las que apunto lo que no debería pensar mientras estudio y en las que anoto aquello a lo que dedicar mis desvariaciones posteriores en mi tiempo ''pseudolibre'' porque ahora no es que no tenga nada que hacer precisamente... Sino que llevas todo el día en mi cabeza y necesitaba dedicarte el tiempo necesario para que desaparezcas de nuevo.
Porque entre la física y tú ya sabes lo que elijo. Y no, no debo, hay demasiado en juego y tú ya has demostrado tus preferencias. Tú, tu mundo, tú, tú, tú, tu orgullo... Y demases.
Y yo soy tan boba como hace tiempo que vengo siendo y no aprendo ni a la de diez.
Será que prefiero la química a la física y tú tienes todos los componentes que me hacen reaccionar para producir felicidad en estado fundamental.




I tried to be perfect, tried to be honest, tried to be everything that you ever wanted. I tried to be stronger, tried to be smarter. Tried to be everything but you...










It took the seasons going by To know
it's not my fault.

domingo, 16 de octubre de 2011

Ni conmigo ni sin mí.

Sonrisas que se asoman, aquí estoy de nuevo, ya veís o no publico o me da fuerte por escribir... Lo gracioso es que la desvariación de hoy no es nueva, como estuve un tiempo sin ordenador llevaba escrita en un papelito con tinta rosa desde hace una semanita. El tema... bueno, espero que sepáis perdonarme por ser tan idiota y pesada... Le odio (o debería... por mi bien y mi salud mental), sólo que aún no me he dado cuenta. Supongo que una semana después de plasmarlo en papel no hubiera sido capaz de decirlo así (viendo mi anterior entrada, que escribí después que está) Y es que la de cosas que pasan en tan poco tiempo. Aunque por desgracia no todo cambia tan rápido.

El otro día leí que nadie aprende de los errores que cometen los demás... y me quedé pensando, ah, ¿que alguien aprende a base de los suyos?
Porque no sé vosotros, pero aquí una servidora no aprende ni a base de palos. Recuerda y ve las cicatrices aún abiertas en sus rodillas pero las leccionese que la sangre de sus heridas escribieron se ha perdido con los momentos dolorosos. La chica de la sonrisa rota sigue sin haberla arreglado, sabe por qué y quién la estropeó pero se obliga a saltarse ese fragmento de su historia en la recapitulación. Y lo que debería saber parecen meros sueños y tan sólo es capaz de ver el presente, ese tan incierto; se ha olvidado de lo que no hay que hacer, pues todo lo malo ha sido derretido por una deslumbrante sonrisa polifacética y unos ojos tan brillantes que ciegan. Y eso la pasa, que está ciega.
Y una tal Principita. intenta despertarse y huir, ser ella y punto, sin segundas personas que la manipulen y la digan cómo ser. Pero no puede, está atrapada, el dragón la tiene enjaulada en el país del rey mandón que le ha arrancado el poco cerebro que le quedaba y ella, a cambio, le ha regalado su infantil e inocente corazón para que pueda volver a jugar con él a sus anchas, mientras en el fondo de su subconsciente hay algo que la grita ¡olvidate! ¡huye! ¡aprende! ¡rompe las cadenas que te oprimen y te ahogan! Pero, sin saber por qué... no puede. El deseo de libertad no lo puede llevar a cabo sin un corazón frío y un cerebro que lo maneje.
Todo está perdido. Todos los avances que había conseguido en mucho muchísimo tiempo se han ido a pasear de una patada por el traicionero rey mandón y su fiel siervo con forma de dragón. Que aunque nadie lo sepa (shhh, es nuestro secreto) es la misma persona, una capaz de metamorfosearse en mil y una cosas, desde la sonrisa más bonita a las palabras más duras y dolorosas, pasando por unos ojos llameantes y un pasado frustrado que aún quema.
Y Principita. seguirá esperando encontrar la espada que parece estar a años luz mientras el dragón se ríe de ella y la manipula a sus anchas cual títere.
Si tan solo puediera cortar los transparentes hilos que pensan más que cadenas...
Si tan siquiera fuese capaz de abrir los ojos y ver lo idiota que es. Pero nuestra pequeña protagonista me susurra al oído: ''no te pases, idiotamente feliz por momentos''.

Y es que tenemos un gran problema. Cuando tu no puedes estar conmigo yo no sé estar sin ti, pero cuando yo no quiero ni verte tú vuelves de nuevo.







I hate everything about you. Why do I love you?


But I still don't miss you yet
Only when I stop to think about it
















Decide o conmigo o sin mí...

jueves, 13 de octubre de 2011

Pues miau pa' ti.

Pues sabes qué te digo? Que cacagüé, y que miau pa' ti.
Que basta... Me cansé de todo y de todos. Pero sobre todo de ti y tus tonterías.
Harta, harta de sonreír sin ganas y de fingir estar bien, de ser la niña buena que siempre hace lo que hay que hacer, la que aguanta todo lo que la venga encima sin mostrar sentimientos. Pues no, ¿sabes? Se acabó y punto. Y ya me ha quedado claro que quieres que me muera... Bueno, gracias por tu sinceridad, seguramente habrá más personas que estén de acuerdo contigo, cread un club o algo... os subvenciono los pines y os regalo sugus...
Ya no puedo depender de lo que quieras, no, no y no. Hace mucho tiempo fui imbécila, años atrás, y llegué a necesitar tener alguien a quien imitar, alguien que necesitara tener público. Y me costó, tardé, pero lo vi, me hicieron verlo, me abrieron los ojos. Y desde ese día me prometí no dejar que nadie me volviera a manipular, y tú no vas a lograrlo. Aclárate, o quieres que sea simpática y tú borde, o que yo pase y tú vengas a hacer el ridículo para recibir atención. Generalmente la gente encuentra un equilibrio, es decir, o te llevas mal o te llevas bien, y tú has dejado claro el aprecio que me tienes. Porque yo ya no lo entiendo, no te entiendo, ni me comprendo.

Oups. Casi se me olvida... Lamento muchísimo tener mi sitio favorito en el mundo tan desordenado y desatendido... Como podréis observar en el blog de Tolueno esto de segundo de bachillerato es demasiado mortal, además tuve unos fallos con el ordenador y encima a mí los problemas me los regalan en paquetes indivisibles.

Y ahora me voy a pasear mi dinosaurio que me quiere más que bastantes personas.

Errar es de humanos, y ewrr rawr de dinosaurios x)






Y el pensar se va a la mierda, porque ahora he decidido que ME mando yo. Lo sepas o no. Es lo que hay.







 Enjoy the best things in your life Cuz you ain't gonna get to live it twice They say you waste time asleep But I'm just trying to dream





And smile for all them haters.

martes, 27 de septiembre de 2011

Pequeños monstruitos :)

Eh tú, sí, sí...Tú, ya sabes a quien me refiero, eres tú, simple, sencilla y perfectamente tú. , con tus bromas e inventos, con tus ganas de inventar sueños y de enseñarme a luchar por los míos. Eres tú, con tus palabras de apoyo en momentos difíciles y los abrazos largo que nadie más que tú sabe regalar. Son tus sonrisas, todas y cada una de ellas, tan perfectas y espontáneas, tan especiales que no las cambio por nada. Son nuestras mil y una canciones juntos, esas que cuentan historias de las que ser los protagonistas. Es tu facilidad para hacerme feliz como pocos saben,
Son tantas cosas....
Son todas las maneras que tienes de no dejarme caer, de recogerme cuando tropiezo, de hacerme ver la realidad y enseñarme a andar, en cualquier dirección, pero no parar. Porque si paras piensas, pero no en el sentido de razonar sino en el aspecto de comerte la cabeza hasta ahogarte en un pozo sin fondo, hasta perderte en un agujero negro de tres galaxias más al norte por lo menos. Gracias por enseñarme a soñar improbables pero no imposibles, por darme esperanzas y confianza en mí. Por hacerme ver que aún queda gente en quién confiar.
Por ser tú, tan tú, tan especial y perfectamente imperfecto.
Por no ser un tú, sino un vosotros. Porque si no quedaba claro hace algún tiempo que deje de pensar en un tú para enamorarme, y empecé a querer a todos mis mr. rights, porque son, realmente, increíbles.




I don't wanna live without you!!
And sometimes we don't say a thing, just listen to the crickets sing, Everything i need is right here by my side











Os necesito mis pequeños monstruitos :)

Cause I'm only me when I'm with you ^^

martes, 20 de septiembre de 2011

Simple y sencillamente... Gracias ;)

Cuando no tienes mucho a lo que aferrarte y te faltan motivos pare sonreír y seguir adelante... Cuando no sabes que excusa regalarte a ti mismo para callar las lágrimas que te hierven en el corazón... Cuando te das cuenta de que eres tú contra el mundo...
Pero decides que no quieres cambiarte de bando... Cuando aparece alguien para decirte lo que piensa de verdad y lo que misteriosamente sabes que llevabas mucho tiempo necesitando escuchar... Alguien que te anime a seguir soñando, a avanzar persiguiendo lo que te hace feliz. Unas frases sabias, dichas sin darlas cien mil vueltas pero llenas de verdad, porque a fin de cuentas lo que dices sin pensar es lo que en realidad opinas.
Es en esos momentos en los que alguien te arranca una sonrisa decorada con lágrimas, pero no, no de tristeza, sino de esperanza. Esas que se te escapan sin querer cuando te entra la vena escritora o melancólica.
Y decides seguir aprendiendo a jugar a ser feliz, aunque sera por un día más. Te prometes seguir viviendo tu sueño y soñando lo que te gustaría vivir. Quieres demostrarle al mundo que estaba equivocado, que si quieres puedes y que tener miedo de vivir es el peor error de todos.
Y te juras demostrarle al bando opuesto que esta batalla la vas a ganar tú, que demasiadas has perdido ya y que vas a darle esquinazo a su dolorosa tortura.
Porque hoy, yo voy a seguir luchando por todo lo que me he propuesto, por mí, por un futuro feliz, por todos los que dijeron que no podría y por aquellos que siempre me dijeron que siempre hay que andar hacia adelante, salga el sol o llueva, por un camino llano o por uno pedregoso... pero hacia atrás, ni para coger carrerilla.
Sinceramente gracias, aunque creáis que no es mucho, motiva y me saca la sonrisa que tanto me falta últimamente.


Adelante, adelante... siempre adelante.






Dale una patada al reloj,
 hoy no vas a ser de nadie.



Gracias por animarme a seguir escribiendo mi propia historia, inventando mis propios capítulos y personajes. Gracias por no dejar que otros autores estropeen mis palabras.  Gracias por todo lo que escribiré debido a vuestro apoyo :)









Tu rutina puede esperar...

viernes, 9 de septiembre de 2011

Historias sin importancia, con sólo una perjudicada.

Puedes hacerlo o no hacerlo, pero nunca intentarlos, ¿me entiendes?
Por supuesto que te entiendo petardilla mía :) Pero ambas sabemos que elegiré la opción en la que todos acaban japis y sólo una persona lo pasa mal/medio mal. Sabemos que elegiré el no hacerlo, el callarme, sonreír y hacer como que mis sentimientos sólo existen a la hora de plasmarlos en un papel. Y seguiré detrás de él, buscándole día a día y hablando como si nada pasara, riéndome como una tonta de nuestras tonterías y desvaríos varios, sonriendo como una boba cada vez que le vea o hablemos, o simplemente cada vez que vea de refilón el brillo de sus ojos.

Y aquí sigo, sin saber tan siquiera por qué escribo esto ahora, buscando expresar lo que no me atrevo a decirle a nadie, algo que sólo una persona sabe. Y lo plasmo aquí porque soy así de ingenua e incluso llego a creer que lo leerá, a algunos nos gusta soñar que los imposibles no existen, que todo son sueños dispuestos a volverse reales en cualquier momento.
Cómo si alguien pudiera enamorarse de mi...

Así que como me conozco y sé que ni haré nada por hacerle ver que le quiero ni tampoco trataré de olvidarle os pido perdón de antemano por las pocas entradas que han precedido a esta y las muchas que la seguirán en las que hablaré de lo que a vosotros os parecerá cualquier tontería pero que a mí me ayudará a seguir disimulando otro día más. Por lo menos mis objetivos mejoran y sé de quién huir y en quién depositar mi confianza o mi tonto corazón.




Siempre se produce un momento patético pero agradable en el que pienso que mis sueños pueden hacerse realidad. En ese momento creo en lo imposible.



Tercero, y más importante, no te enamores jamás de los jamases...

(Que luego pasa... lo que pasa)













Sabes bien, cómo soy, que no suelo mentir. 
Siempre que lo hice fue por verte sonreir. 
Llámame, Te quiero escuchar...

jueves, 8 de septiembre de 2011

La segunda estrella a la derecha volando hasta el amanecer.

Necesito esos cinco minutillos que el despertador nos permite posponer la desagradable alarma cada mañana, necesito cinco minutos más de libertad ingenua e infantil... y quién dice cinco minutos siempre prefiere diez más... o mejor cien años. 

Cien años más de cerrar los ojos y dejarse llevar con una canción a todo volumen en los cascos que te permita volar hacia Nunca Jamás.
Que me permita encontrar la segunda estrella que nunca se apaga pero a veces se vuelve tan cara de ver, esa estrella en la que si giras a la derecha volando hasta el amanecer llegas a la felicidad en estado puro. Donde no existen los miedos y una sonrisa de Peter Pan vale más que todo el polvo de hadas del mundo mundial. Allí donde soñar no duele, donde nunca y jamás son sólo palabras y lo único realmente cierto es el siempre y el ahora. Donde los relojes no avanzan y el tiempo juega a tu favor, las lágrimas son dulces y si te llevas bien con Campanilla puedes incluso volar. Donde los dedales están llenos de amor y los besos sólo sirven para coser sonrisas e ilusiones. Allí donde tu mayor problema es un pirata sin mano al que nadie quiere, que no sabe lo que significa el amor ni la amistad...
Tal vez esté consiguiendo regresar allí, a Nunca Jamás, a la felicidad en estado puro. Me estoy creando mi propia embajada aquí, pues tengo miles de sonrisas de Peter Pan grabadas en mi mente, tengo piratas incrédulos que piensan que el amor sólo existe en las películas, no pienso en un nunca sino en un ahora... Bueno poco a poco, aún faltan muchas cosas por redescubrir, fabricar, dibujar, soñar, inventar... Las mudanzas nunca fueron fáciles y si no me quiero olvidar de mi patria, de mi lugar favorito en el mundo, tendré que ir instalándolo aquí poco a poco.... Pues eso de viajar hasta la segunda estrella a la derecha rumbo al amanecer es demasiado difícil de llevar a cabo en segundo de bachillerato imagino... Así que me crearé mi propio teletransportador de color azul con forma de cascos, cerraré los ojos y me alejaré al ritmo de la música y mis sueños. De la mano de Peter Pan.



Mientras me aguanten los huesos yo quiero seguir cantando. Quiero estar cerca de ti, lo más lejos A TU LADOTu mirada en un balcón; tú te asomas yo te canto
He "pintaó" mi corazón con el rojo de tus labios. Sé que no puedo dormir porque siempre estoy soñando, en invierno con el sol, con las nubes en verano.













I want to stay forever young with you :)

lunes, 5 de septiembre de 2011

Ese no sé qué, que a todos nos falta.

Aprenderás... sí, algún día, y a base de golpes... 

Aunque seas feliz siempre te faltará algo, importante en mayor o menor medida, pero llamémoslo algo... A pesar de todo lo que digan la felicidad absoluta no ha existido nunca ni jamás existirá... Porque la felicidad es tan relativa, no puedes estar bien el cien por ciento del tiempo, te dolería la cara de sonreír... Supongo que es algo que vas viendo con el tiempo, tras esos momentos en los que crees estar lo mejor que podrías pero en los que te da por pensar y sabes que no... que por mucho que te esfuerces tu vida se derrumba por todos los lados, y que por mucho que mires sólo encontrarás lo malo, todo lo malo, lo único que verdaderamente te rodea por muchas cosas buenas que oculten a las dolorosas y dañinas.

Y es cuando estás a solas en tu habitación ante el ordenador a varias conversaciones, o en cualquier lugar sin luz viendo estrellas en los momentos en que sabes lo que te haría ser una pizca más feliz, una llamada o unas simples palabras plasmadas en los píxeles de tu pantalla, unas palabras que sabes jamás llegaran pero que te gusta esperar, mientras ves que van dirigidas a otras personas y tú eres un mero testigo...

Y te conformas porque sabes que no hay nada que puedas hacer para cambiarlo, tal vez porque no tengas el coraje de decir lo que necesitas o quizás porque no quieres estropear las cosas, prefieres no arriesgarte a perder para mantener lo que tienes.

Y todas las canciones parecen marcarse el objetivo de recordártelo, así como los libros y cualquier frase que pueda parecerte meramente interesante... Dicen que ser adolescente es lo mejor del mundo... pues yo les regalo mis rayadas a ver qué les parecen, pensarán que son tonterías de adolescente supongo... pero no todas lo son, con diecisiete años empiezas a saber distinguir entre lo que es serio y lo que no. Con la edad supongo que se siguen teniendo los mismos problemas pero agravados y bastante; si observo a mi alrededor sé que así es, por eso me da tanto miedo crecer, porque si no me gusta toda mi vida con diecisiete años a saber lo que me tocará a los veinticinco...

Porque crecer implica tomar decisiones demasiado importantes, alejarte de todo lo que te rodea y salir de la protección que nos llevan brindando desde que nacimos, esa de la que aunque a veces nos quejemos sabemos que echaremos mucho de menos. Implica dejar de creer que si quieres algo con muchas ganas lo puedes lograr y olvidar como chocar los tacones de tus zapatitos para viajar a Oz… Implica saber que los príncipes ni son azules ni van en carruaje e incluso que ni siquiera existen.

Hacerte mayor implica asumir la realidad, por mucho que no te guste… y no quiero hacerme mayor que de problemas ya voy servida, gracias.

Y podría abrir los ojos de una vez y darme el batacazo del que tanto tiempo he estado huyendo, sí, sé que dolería demasiado… La otra opción, fingir ser feliz tratando de engañar a los demás y a mí misma incluso, esa es la que llevo utilizando tanto tiempo, también duele a veces, pero en otras ocasiones te llegas a creer que estás genial. Crecer es inevitable, pero cómo hacerse mayor y en qué convertirte se puede elegir, y me da la impresión que yo voy a optar por seguir soñando un poquito de tiempo más. Necesito esos cinco minutillos que el despertador nos permite posponer la desagradable alarma cada mañana, necesito cinco minutos más de libertad ingenua e infantil, no puedo marcharme aún de nunca jamás, pues tal vez me olvidaría del camino y no podría regresar.


I don't wanna grow up Peter :)




  imprecisa sé sin fin.
Sé la parte que perdí.
Sé la galaxia que nos queda
juntos hoy
por descubrir.










Y si no sabes lo que quieres ser, 
yo te lo digo:
sé mi no sé qué :)



¿Te ha gustado?



Compártelo ^^